domingo, 25 de marzo de 2012

¡Stop! a la mala influencia de la televisión en los niños


Aracelis Torres
Fotos: Arturo Perdomo

La facilidad que tiene la televisión de llegar a casi todos los hogares, la convierte en un fuerte medio de comunicación, ya que integra imágenes y voz. Sin embargo, estas características la han transformado en un arma de doble filo dada la calidad de programación que transmiten sin considerar que, en la mayoría de los casos, sus espectadores son niños y jóvenes que no tienen un adulto que los oriente en relación a los temas que allí se desarrollan.
En tal sentido, las Licenciada en Comunicación Social, Moranela Ramírez indicó que la mejor forma de contrarrestar este flagelo es alejando a los niños de la televisión. Aseguró que mantener al niño ocupado en actividades deportivas y recreativas es lo más idóneo. 
No obstante, dijo que las televisoras deben acatar las normas y efectuar una revisión a sus emisiones, con el fin de evitar las influencias negativas en los niños y la sociedad en general. 
De igual forma, Aracelis Medina, madre de familia,  señaló que la televisión tiene ventajas y desventajas. “La televisión muchas veces nos ayuda a orientar a nuestros hijos, ya que les despierta las curiosidades, a las cuales nosotros debemos darle la respuestas más acertadas, acción que nos ayuda con la educación y formación de nuestros niño”, resaltó.
Seguidamente, comentó como anécdota que su pequeña hija de 6 años de edad, siempre se deja llevar por las publicidades; “Mi hija es influenciada por las publicidades de juguetes, siempre insiste en que quiere la muñeca nueva de la tele o cualquier tipo de cosas, esta situación, desde mi punto de vista, es negativa, porque no todos los padres tienen las posibilidades para comprarle a sus hijos esos costosos juguetes” señaló.
Además dijo que la mayoría de las veces los niños tiende a adoptar conductas de personajes, actores o actrices. “Hay que tener mucho cuidado cuando los niños quieren comportarse como lo hace en la tele, ya que a veces  las expresiones o las conductas son inapropiadas y hasta obscenas”, resaltó Medina. 
Cabe destacar un famoso dicho que reza: “Todo en exceso es malo”, así que, la utilización de esta herramienta audiovisual se debe hacer de manera adecuada, de tal manera que nuestro núcleo familiar no se vea afectado con las negativas del mismo. 
Orientar a los niños es indispensable, dado que el medio audiovisual tiende a emitir un universo de información, que los niños, por no poseer la madures suficiente interpretan mal. Asimismo las televisoras deben adecuar su programación con las horas de difusión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada